El edil Nelson Orellana viajó a Buenos Aires para reunirse con la máxima autoridad del organismo. El tema fue analizado por la comisión de la institución.

Durante el 22 y el 23 de mayo, la máxima autoridad comunal de Til Til, Nelson Orellana, viajó hasta Buenos Aires (Argentina) junto a la abogada Nancy Yáñez, para reunirse con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el objetivo de impedir la instalación de un nuevo relleno sanitario en esta zona de la Región Metropolitana.

Orellana expuso ante varias comisiones la, a su juicio, grave situación medioambiental que impacta a su comuna, lo que fue acogido de manera urgente por el máximo tribunal internacional. “Por el tema medioambiental de Til Til, creen que hay una injusticia territorial tremenda”, dijo el jefe comunal.

Además aseguró que “tenemos toda la confianza en que esta demanda logrará que nuestro problema tenga el tratamiento que merece y se logre justicia para Til Til. Mi mensaje, representando al Concejo municipal y a toda la comunidad tiltilana, tuvo una importante acogida por parte de la Comisión, lo que nos da esperanzas y motivación para continuar con esta lucha hasta ganarla”.

Por su parte, La CIDH se comprometió a realizar un monitoreo de la situación medioambiental que sufre Til Til. Junto a lo anterior, solicitaron medidas cautelares para los vecinos que mantienen situaciones judiciales pendientes derivadas de los actos de protesta ciudadana en contra del proyecto CIGRI.

APROBACIÓN DE PLANTA DE RESIDUOS

El conflicto se remonta a algunos meses atrás, cuando se aprobó la instalación de una planta de residuos industriales que recibirá 45 camiones diarios con desechos. El recinto se sumaría a los vertederos, relaves e industrias que, según el municipio, están contaminando la zona.

Se trata del proyecto Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales (Cigri), de la empresa Ciclo, cuya construcción fue aprobada por la Comisión de Evaluación Ambiental Región Metropolitana el 29 de diciembre, desatando la indignación de los vecinos.

Justamente han sido quienes viven en esta zona de la región quienes han denominado el lugar como “patio trasero” de Santiago, luego de la serie de hechos relacionados con contaminación y planificación vinculados a la comuna durante los últimos años: los malos olores de una planta de cerdos, el incendio de un vertedero y la falta de conectividad, entre otros.

Fuente: 24 Horas

Alcalde de Til Til recurre a la CIDH para impedir construcción de relleno sanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *